Seguidores

jueves, 30 de septiembre de 2010

Todo fluye.

«Ningún hombre puede bañarse dos veces en el mismo río».

Hace mucho tiempo atrás un filósofo griego conocido como Heráclito de Efeso pronunció esta frase. En un primer análisis parece una frase como otra cualquiera, pero es mucho más el significado que esta encierra en su totalidad.


El hombre a pesar de su insistencia nunca podrá bañarse dos veces en el mismo río, ni podrá vivir las mismas sensaciones. Todo esta en continuo cambio, todo se renueva y hasta nosotros mismos, a menudo reciclamos nuestras ideas, nuestros sentimientos.


De todo esto deducimos que la vida se ha de valorar por cada instante que vivimos y por cada una de las sensaciones que experimentamos. Hemos de vivir de manera que cuándo concluya nuestro ciclo vital, nos vayamos cargados con un arsenal de recuerdos y orgullosos de todo lo que habremos logrado.

4 comentarios:

Panchinceto dijo...

Por eso hemos de vivir, de vez en cuando, como si no existiese un mañana... sino hoy no me habría despertado en Siena ni, al asomarme a la ventana, habría visto un nublado y precioso paisaje de la Toscana.

Carpe diem!

Espérame en Siberia dijo...

La vida es una continua transición. Eso es lo que tiene.


Miles de besos para ti.

ChicaGuau dijo...

Preciosa fotografía y hermoso texto.
¡Te sigo!

Un mimito de Max.

Call me Juliet dijo...

Es una pena, porque yo estoy enamorada de una sola sensación y desearía perseguirla para siempre y el fin de los tiempos,

¿tendré esperanzas?

Un beso cielo