Seguidores

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Informal.

Y no hay una mañana que me pueda resistir a no pensar en aquel desliz, en aquel modo de sobrevivir . No fue lo correcto ni lo ideal ni mucho menos algo lógico pero si fue "algo" para mi. No soy yo, soy mis manos las que anhelan esa piel tan peculiar y las que me incitan a pensar en un por qué. El por qué que nunca tuvo respuesta pero si dubitativos enredados en besos sin nombre, en caricias sin destino. Una vez más, me llevo la ternura que desprende tu sonrisa al mirarme y el calor de unos labios que piden a voces : quédate. Pero no sera hoy, ni tampoco mañana . Seguimos jugando a la distracción.

2 comentarios:

Marta Annie. dijo...

Seguimos jugando a la distracción.
Me encanta. Todo el texto, y todo el blog!! =)
Te seguire leyendo y sigue así!
besitos!(:
http://www.sicatorcevidasondosgatos.blogspot.com/

isia dijo...

Cuando se trata de amor o de pasión, lso porqués no tienen cabida. Nuestra mente siempre tratará de recionalizarlo por mucho que intentemos evitarlo, pero nunca llegará a una conclusión.

Y gracias a eso algunas personas pueden expresarse y compartir bellos textos como este con los demás.

espero q no te importe que te comente a pesar de no concoerte, pero me ha gustado tu entrada.

un saludo