Seguidores

martes, 29 de marzo de 2011

Soñando que lo nuestro tiene algún remedio.

Desde que apenas era una niña hubo alguien que me dijo que "las cosas cuando se acaban, se acaban" así sin más. Y yo, oídos sordos porque no me interesaba ese consejo, yo seguía mis instintos y continuaba luchando por aquello perdido. Y con el tiempo he comprendido que ese consejo procedía de la voz de la experiencia. Las idas y venidas en cualquier tipo de relación no son sanas, te desestabilizan emocionalmente y más aun si entra en juego, el rencor, la desconfianza y demás conceptos similares.






Y en mi caso pasar página, es casi misión imposible.



6 comentarios:

Alex dijo...

Hay que apsar pagina y seguir hacia delante!!!!!!!^^



-A

Cableluz~ dijo...

Siempre es duro pasar de pagina, dar vuelta la historia y seguir adelante pero por experiencia personal, compruebo que se puede. Es dificil pero no imposible y despues de los dias nublados siempre sale el sol.

Me encanta tu blog, siempre lo leo jaja. Abrazo.

un par de lacasittos dijo...

Espera qe pase el tiempo, es lo mejor qe se puede hacer en estos casos. No es nada bueno forzar las cosas.

unbesitto!=)

Laury dijo...

Razón absoluta salvo lo de pasar de página, día a día yo también lo intento ¡Never give up! Lo conseguiremos.
Un beso chiqui ^3^

Panchinceto dijo...

La pregunta que me hago yo es ¿qué se necesita para pasar página?

Sinceramente, hace tiempo que leí tu entrada, pero, hasta ayer, no sabía qué decir porque no me sentía identificado con ella. Pero aquí estoy, empatizando.

"Las cosas cuando se acaban, se acaban" lo creo, de verdad. Pero siempre quedan restos de lo sucedido en nosotros, detalles que afectan a nuestra personalidad, a nuestra toma de decisiones.

Sí, las cosas se acaban, es cierto, pero sus huellas no se van, a no ser que las olvidemos forzadamente.

Un abrazo desde un país no tan lejano.

Noelia dijo...

Nada es imposible!